20-01-2016

EQUIPOS MÉDICOS DEL HOSPITAL GARRAHAN Y EL HOSPITAL ITALIANO DE BUENOS AIRES REALIZARON UNA NOVEDOSA INTERVENCIÓN CARDÍACA FETAL

Un equipo conformado por profesionales del establecimiento pediátrico y del Hospital Italiano de Buenos Aires efectuó una intervención cardíaca ecoguiada a un feto de 30 semanas de gestación. La operación fue la primera de su tipo en el país y sin ésta el feto no tenía posibilidades de sobrevivir. La paciente continúa su embarazo bajo los controles habituales.

Un equipo médico integrado por profesionales del Hospital Garrahan y del Hospital Italiano de Buenos Aires, realizó un verdadero avance en el campo de la cirugía cardiovascular fetal argentina: practicó en el establecimiento pediátrico una septostomía auricular fetal, a una paciente de 29 años en la semana 30 de gestación. El procedimiento se realizó con éxito y el embarazo continúa en forma normal y bajo los controles habituales.

Se trata del primer procedimiento de este tipo en el ámbito de la terapia cardíaca intervencionista fetal en nuestro país y fue realizado en forma interdisciplinaria por un equipo de 23 profesionales de ambas instituciones, entre obstetras, cardiólogos, neonatólogos, anestesiólogos, hemodinamistas e instrumentadores.

El presidente del Consejo de Administración del Hospital Garrahan, Marcelo Scopinaro, felicitó al equipo médico por "trabajar en conjunto, innovar siempre y obtener estos excelentes resultados que posicionan al Garrahan como el hospital de alta complejidad pediátrico más importante del país, ahora también desarrollando medicina fetal de avanzada".

"Existen muy pocos centros en el mundo que realizan este tipo de intervenciones. El Hospital Italiano de Buenos Aires es uno de ellos y realiza intervenciones cardíacas fetales desde 2005, especialmente valvuloplastias aórticas o pulmonares”, coincidieron los doctores Lucas Otaño y Pablo Marantz, de la Unidad de Medicina Fetal del centro médico.

Sin embargo, este es el primer caso de una septostomía auricular –apertura del tabique interauricular–, que se realiza en el país y, a su vez, la primera intervención cardíaca fetal en un hospital público pediátrico de Argentina. “Sin duda, el espíritu de trabajo multidisciplinario entre el hospital Garrahan y el hospital Italiano, que cuenta con la mayor experiencia en terapia fetal en el país, ha permitido dar este paso trascendental, abriendo auspiciosas expectativas de proyectos colaborativos de excelencia para beneficio de los niños por nacer", indicó Claudia Cannizzaro, responsable del Programa de Diagnóstico y Tratamiento Fetal del Hospital Garrahan.

La paciente intervenida cursa actualmente la semana 34 del embarazo y se prevé un nacimiento a término por cesárea programada en el hospital Garrahan. La neonatóloga enfatizó que de no practicársele el procedimiento, el bebé tenía escasas posibilidades de sobrevivir, ya que presentaba una cardiopatía compleja con alta morbimortalidad post natal.

La decisión de realizar la operación fue tomada por el equipo médico de ambos hospitales y en consulta con expertos en intervencionismo cardíaco fetal de instituciones como el Boston Children´s Hospital, el Children´s Hospital of Philadelphia y el Hospital de Corocao, de San Pablo.

La malformación -hipoplasia de ventrículo izquierdo con doble salida arterial del ventrículo derecho y restricción del foramen oval- provocaba la dilatación de las venas pulmonares y alteración de la función cardíaca. La intervención consistió, entonces, en la perforación del tabique interauricular para detener o disminuir la progresión de los cambios vasculares pulmonares en el feto y promover un mejor estado de salud y chances de tratamiento en el recién nacido.

"Todo el proceso fue consentido por la familia, a quien se le informó los beneficios y los riesgos del procedimiento tanto para la mamá como para el niño por nacer, así como también las complicaciones y la gravedad de la malformación que presenta el bebé", destacó Cannizzaro, quien remarcó a su vez el compromiso del equipo de salud para extremar las medidas de seguridad para la madre y el feto.

Por parte del Hospital Garrahan participaron la cardióloga infantil, Alejandra Villa; el jefe del Servicio de hemodinamia, Alberto Sciegata; los doctores Pibernnus, Cannizzaro, Senyk, Nemer, Arballo y el personal del Centro Quirúrgico. Por parte del Hospital Italiano: el jefe de la Unidad de Medicina Fetal, Lucas Otaño, el Jefe de cardiología infantil Pablo Marantz y los doctores Aiello, Meller, Grienco, Vázquez y Sáenz Tejeira.

EL PROGRAMA DE DIAGNÓSTICO FETAL DEL GARRAHAN

El Hospital Garrahan cuenta desde 2008 con el Programa de Diagnóstico y Tratamiento Fetal, mediante el que se diagnostica y asiste durante el embarazo a los casos que presentan anomalías fetales. También se atienden pacientes y ex pacientes del Hospital con patologías graves que se encuentran en edad fértil, son gestantes o tienen un hijo anterior con una anomalía grave.

A través del programa que se desarrolla conjuntamente con la Maternidad Sardá y el Hospital Argerich, ya se atendieron 1386 consultas y se realizaron varios procedimientos fetales. Además, desde que se incorporó el nacimiento programado en el Garrahan: 29 niños con diagnóstico prenatal de malformaciones graves nacieron en el hospital para evitar el traslado postnatal y disminuir la morbimortalidad infantil. En 2015 también se implementó la internación obstétrica para la recuperación de las madres luego de la cesárea, con el fin de que no sean separadas del bebé.

"Somos pioneros en desarrollar un programa tan complejo y de estas características dentro del sistema de salud público y nos sumamos, así, a los pocos hospitales de niños de alta complejidad del mundo que ofrecen medicina fetal para pacientes con anomalías congénitas severas", destacó la médica. El Garrahan realiza el diagnóstico, tratamiento, traslado intrauterino y nacimiento de niños con malformaciones graves y alto riesgo de mortalidad fetal y perinatal.