El centro de vacunas del Hospital Garrahan aplica desde ayer la nueva vacuna contra el Rotavirus, incorporada en el Calendario Nacional por decisión del Gobierno nacional el 4 de junio del año pasado, distribuida antes de fin de año y que ahora se comenzó a aplicar efectivamente a la población que corresponde.

La vacuna contra el rotavirus está indicada para todos los niños que cumplan 2 meses a partir del 1 de enero de 2015, es decir que hayan nacido a partir del 1 de noviembre de 2014. De aplicación obligatoria y gratuita en todos los vacunatorios del país, los niños deberán recibir dos dosis por boca. La primera a los 2 meses de vida y la segunda a los 4 meses, y en caso de retrasarse la aplicación de la segunda dosis, esta deberá administrarse antes de los 6 meses.

En Argentina, se notifican entre 1.100.000 a 1.250.000 casos de diarreas agudas por año. El 45-50% pertenecen a niños menores de 5 años, lo que equivale a 490.000 a 550.000 casos de diarreas anuales, de las cuales se estima que un entre un 20-30% son producidas por rotavirus. Para aplicarla no se requiere de orden médica y los padres pueden acercarse al Centro Vacunatorio, ubicado en el entrepiso del hospital, de lunes a viernes, de 8 a 15.30 hs.

El rotavirus es la principal causa de diarrea grave en niños menores de cinco años y causa unas 25 muertes al año en el país. La enfermedad, que afecta principalmente a las regiones del noreste y noroeste argentino, genera más de 290.000 consultas y unas 23.100 hospitalizaciones anuales, por lo que se apunta a vacunar a unos 750.000 lactantes menores de seis meses para disminuir su incidencia y mortalidad.

La diarrea aguda es un importante problema de salud pública a nivel mundial y constituye una de las principales causas de enfermedad y muerte en la primera infancia, especialmente en países en desarrollo, y es reconocida como la tercera causa global de mortalidad en menores de 5 años por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Un estudio realizado por el ministerio de Salud de la Nación destacó que de introducirse la vacuna en forma universal se evitarían aproximadamente 160.000 consultas, 14.000 hospitalizaciones y 17 defunciones anuales, constituyendo una medida de alto impacto para la salud pública. La transmisión de rotavirus se produce de persona-persona o a través del agua y los alimentos contaminados

Según datos de la OMS se estima que anualmente enferman 110-125 millones de niños con diarrea por rotavirus en el mundo y que más de 600.000 menores de 5 años mueren por esta causa. La vacuna anti-rotavírica constituye una oportunidad importante para disminuir la diarrea grave causada por rotavirus y la letalidad que esta patología produce en niños menores de 5 años de Argentina, además del impacto socio económico negativo generado por la enfermedad.