La Sala Familiar de Neonatología de la Asociación La Casa de Ronald McDonald cumplió tres años en el Hospital Garrahan: es un espacio de descanso para las madres de los niños internados. Desde su inauguración 1.469 madres pasaron por esta sala.

El programa Sala Familiar de Neonatología de la Asociación La Casa de Ronald McDonald del Hospital Garrahan celebró su tercer aniversario: se trata de un espacio que brinda diariamente descanso y contención a 20 mamás de niños internados en el área de Recuperación Neonatal. La sala fue inaugurada en enero de 2012 y ya permitió que 1469 madres pudieran acompañar con mayor bienestar a sus hijos.

“Este espacio es un gran símbolo de integración y trabajo conjunto. Estamos muy agradecidos por estos años trabajando junto al equipo del Hospital, generando un gran aporte para mejorar la calidad de vida de los padres y de los niños”, aseguró Guillermina Lazzaro, directora ejecutiva de La Casa de Ronald McDonald (Asociación de Ayuda a la Infancia).

El programa tiene como propósito generar un espacio de mayor bienestar para que los padres de estos niños puedan acompañar en mejores condiciones la internación de sus hijos. En este espacio, distintos profesionales del hospital brindan a los padres talleres como el de Prevención de Enfermedades Respiratorias, Prevención de Diarreas a cargo de las Enfermeras de Neonatología o la recientemente incorporada reunión de encuentro de los padres con el Área de Salud Mental.

En la sala las madres pueden desayunar, almorzar y cenar, lavar la ropa propia y la de sus hijos y participar de talleres de prevención de enfermedades, de actividades con las docentes de la Escuela Hospitalaria N° 2, de la reunión de padres con enfermeros y psicólogos o del taller de masaje infantil en conjunto con la Asociación Argentina de Masaje Infantil.