Hoy, por un rato, el Garrahan se puso la camiseta albiceleste. Es que los jugadores de Racing Gastón Díaz, Luciano Lollo, Juan Musso, Nicolás Sánchez, Francisco Cerro y Lucas Bareiro visitaron el hospital y recorrieron salas de internación, entregando regalos a los niños y niñas internados. Durante su estadía se sacaron fotos con los chicos y pasaron un momento muy especial con ellos.

"Es un placer para nosotros estar acá y aportar desde el lugar que podemos a la recuperación de los chicos", expresó Lolo durante una breve reunión con el miembro del Consejo de Administración del hospital, Oscar Trotta. Del encuentro participó también Bárbara Blanco, hija y asesora del Presidente del club, y el resto del equipo.

Los jugadores entregaron a Trotta una camiseta firmada por el plantel campeón del torneo de primera división 2014 Dr. Ramón Carrillo que será exhibida en el hall de ingreso al Hospital. Trotta destacó la importancia de estas acciones y el beneficio que representa para la recuperación de los chicos: "darles un momento de felicidad a los chicos también es cuidarles la salud", expresó.

Después, los jugadores sorprendieron a los niños con regalos y globos y se sacaron fotos junto a ellos y sus familias. También con los trabajadores del hospital que se acercaron a posar junto a sus ídolos futbolísticos. Entre otros chicos, visitaron a un paciente santiagueño hincha de Racing, que tuvo su foto rodeado de sus ídolos.

Los futbolistas se mostraron súper predispuestos y se quedaban conversando con las familias y los chicos. Díaz llegó a jugar al ludo con Enzo, un nene de Ezeiza que está a punto de recibir el alta. También Julián, el último paciente trasplantado cardíaco del Garrahan, tuvo su foto con los jugadores a pesar de ser River. "Vos un crack", le dijo Musso, el arquero de la reserva de Racing, asombrado por la pronta recuperación del niño.

La visita del plantel de Racing fue coordinada por el área Representante del Paciente, a cargo de Silvia Pietanesi, que se ocupa de coordinar las acciones para el cuidado de los aspectos sanos de los pacientes. "Este es un concepto que desarrollamos en el hospital que se basa en la gestión de la alegría y la diversión, como un aporte fundamental para la recuperación de la salud de los chicos".