El activista social y titular de la organización Red Solidaria visitó hoy el Hospital Garrahan, donde mantuvo una reunión con los directivos y recorrió el centro en el que se acumulan y organizan, a través del trabajo de voluntarios, las donaciones que juntaron durante una semana los trabajadores del Hospital, con la coordinación de la Fundación Pediátrica Argentina (FUPEA).

"Venir al Hospital Garrahan es un paraíso para los soñadores. Es el templo del compromiso humano, médico, profesional; y me sigue llamando la atención la capacidad para dividir el conflicto humano que todos tenemos, el roce, el ego, y dejarlo de lado para salvar vidas. Porque son una ciudad de 3.600 personas que se dedica a eso, salvar vidas, y es increíble", aseguró Juan Carr, emocionado.

Por su parte, el presidente del Consejo de Administración del Hospital, Marcelo Scopinaro, agradeció la visita y contó "el sueño más grande y ambicioso que tenemos ahora es poder construir un primer piso con 14 camas específicas para trasplante de médula ósea y sala de recuperación en la obra del nuevo Centro Oncológico, que se inaugurará en unos meses". En este sentido, Carr anticipó que se sumará a la campaña para que este sueño sea posible y ofreció colaboración.

En tanto, el coordinador de FUPEA, Adriano Jaichenco, afirmó: "es un honor y un orgullo tenerte acá y poder aportar nuestro grano de arena a las donaciones". En la reunión del Hospital también participaron los miembros del Consejo de Administración: Cristina Giménez, Rubén Nieto y Oscar Trotta; el jefe del servicio de Trasplante Cardíaco y miembro de FUPEA, Horacio Vogelfang; el cardiocirujano infantil Luis Quiroga; entre otros.

Tras el encuentro, Juan Carr junto a la gente de FUPEA se dirigió a la sede de la fundación, ubicada en la Avenida Entre Ríos, para felicitar y dar un mensaje a los voluntarios, todos trabajadores del Garrahan (personal técnico, médico, administrativo y profesional). Las donaciones que durante una semana se recolectaron en el Hospital incluyen juguetes, ropa, alimentos no perecederos y agua. En total se colectaron 150 cajas y 300 litros de agua mineral.

"Si les faltaba algo, como si tuvieran tiempo, se les ocurrió pensar en los más postergados y hacen esta acción solidaria que me llena el corazón y cuando algo así viene de un lugar como el Garrahan tiene otra connotación para la gente, es una emoción tremenda", destacó Carr. Las donaciones del Hospital para los inundados serán repartidas a través de Red Solidaria. Esta acción fue organizada por FUPEA y contó con el apoyo solidario de los trabajadores.