En un nuevo encuentro entre el Hospital Garrahan y el ministerio de Salud de Bolivia, los directivos de las dos entidades públicas, en conjunto con el ministerio de Salud de la Nación, avanzaron en los lineamientos técnicos de la implementación del convenio firmado entre los dos países para capacitar en alta complejidad -especialmente en oncología y trasplantes- a médicos pediatras bolivianos y coordinar la consulta de casos por videoconferencia y telemedicina entre el Garrahan y el Hospital de Niños de La Paz, con el fin de evitar el desarraigo de las familias por atención de salud y ordenar el traslado en caso de ser necesario.

"Lo más importante para nosotros es tener un diálogo permanente para ir tomando todas las decisiones en conjunto, porque la relación se basa en el consenso y la igualdad en el trato", destacó en el inicio del encuentro el presidente del Consejo de Administración del Garrahan, Marcelo Scopinaro, y aseguró que "el mayor objetivo es ayudarlos a fortalecer las capacidades locales de resolución de problemas y por eso nos parece fundamental apostar a la capacitación de recursos humanos".

En este sentido, la directora médica ejecutiva del Garrahan, Josefa Rodríguez, afirmó que el Programa de Referencia y Contrarreferencia que lleva adelante el Hospital en varias provincias y municipios del país "tiene una efectividad del 80 por ciento en la resolución de casos médicos en sus lugares de origen, evitando el traslado y desarraigo de toda una familia".

Por eso, y utilizando la red TeleSalud de Bolivia y el sistema CiberSalud de Argentina, el hospital de Niños de La Paz nucleará los casos que no puedan resolverse localmente y se contactará con los especialistas del Garrahan mediante videoconferencia para ser asesorados. En última instancia, si el caso no puede resolverse en el país vecino, el Hospital Garrahan trabajará con el consulado de Bolivia para organizar un traslado ordenado, aprobado y coordinado por los médicos.

El acuerdo firmado entre Bolivia y el Garrahan suma al Estado Plurinacional al Programa de Referencia y Contrarreferencia que lleva adelante la institución pediátrica argentina. Para eso, se abrirán oficinas de comunicación a distancia en ese país, donde los médicos podrán trabajar en la resolución de casos locales mediante la comunicación que permiten las herramientas tecnológicas, como internet, teléfono, fax y videoconferencias. También incluirá la capacitación de médicos bolivianos en alta complejidad en el hospital Garrahan.

La delegación boliviana que participó del encuentro y luego recorrió -con una visita guiada por la directora Rodríguez- estuvo compuesta por la licenciada Katty Torrez Mamani, responsable de Gestión Social; la doctora Gabriela Lima Bolívar, coordinadora técnica nacional; el doctor Nelson Morales del Castillo, profesional técnico del Programa Nacional de Salud Renal; Melisa Bress, coordinadora del Programa TeleSalud, técnico en reparación y mantenimiento. También estuvo presente Ramiro Tapia Sainz, Cónsul General de Bolivia en Argentina. En tanto que por el ministerio de Salud argentino participaron: Andrea Carbone, subsecretaria de Relaciones Sanitarias e Investigación; Jorgelina Costanzi, a cargo de la Dirección Nacional de Relaciones Internacionales; y Agustín Ingratta, a cargo de las relaciones Bilaterales de esa Dirección Nacional.

Bolivia es el primer país en sumarse al Programa de Referencia y Contrarreferencia del Garrahan que, hasta ahora, cuenta con más de 160 oficinas de comunicación a distancia en distintos puntos de Argentina para la resolución y trabajo en conjunto de casos de alta complejidad, que permite definir tratamientos, realizar seguimientos médicos, evitar el desarraigo de los niños de su lugar de origen y organizar, en caso de ser necesario, los traslados.

El hospital Garrahan atendió en todo 2014 y lo que va de 2015 un total de 5.094 consultas de pacientes bolivianos: 4.188 casos fueron de residentes en nuestro país y 906 de no residentes, es decir que se trasladaron especialmente para atenderse a través de la derivación médica. En tanto en 2014, un total de 110 profesionales bolivianos se formaron en alguna especialidad, con distintas modalidades en el Garrahan: 31 rotantes, 9 becarios, 4 cursistas, 1 residente, 65 observadores.