En un día muy especial por el 28º aniversario de la apertura del hospital, trabajadores y directivos del Garrahan escucharon los 10 consejos para vivir mejor a través de la resiliencia de parte de Silvia Casas, fundadora de la Casa Manu – un hogar para niños y niñas con VIH–, en el marco del octavo encuentro del ciclo "Charlas con expertos: 100 consejos para vivir mejor". Al final, soplaron las velitas por el cumpleaños del establecimiento, que a 28 años de su fundación sigue siendo referencia de la salud pública infantil de alta complejidad en el país y la región.

El conductor del ciclo y coordinador del área de Relaciones Institucionales del hospital, Roberto Debbag, hizo una breve introducción sobre Casas, quien llegó al hospital 21 años atrás con Emanuel, un bebé portador de VIH adoptado. La mujer tenía marido y otros tres hijos y luchó junto a los médicos por sacar adelante a Emanuel, que murió, finalmente, a los 8 años. Más tarde, Silvia perdió a su marido a causa de otra grave enfermedad y, entonces en 2002, fundó Casa Manu, un hogar que alberga niños con VIH para "soltar pero no olvidar el dolor", dice ella.

"Estoy hecha de un material resistente", declara Silvia, para después decir: "no doy consejos sino sugerencias, y en este sentido creo que hay que ir atentos por la vida a las personas y cosas que nos llegan". Su primera sugerencia, entonces, fue No ser turista en la vida, lo que significa involucrarse y comprometerse con lo que uno hace. "Yo me casé y tuve hijos muy joven y forme una familia y me dediqué enteramente a ella desde los 16".

En segundo lugar, Fijarse una meta, misión o proyecto (Todos tenemos algo para dar), es otra recomendación para ser resiliente. "Estemos donde estemos uno siempre tiene algo para dar, hay que estar atento al corazón y después a la razón", expresó. El tercer y cuarto consejo tienen que ver con Proyectar, no hacerlo es morir un poco, al tiempo que Plantear los objetivos de a uno a la vez para no caer en un efecto contrario, es la mejor manera de no fracasar.

La quinta sugerencia y algo de lo que también Silvia puede dar cuenta es No aferrarse al pasado, saber soltar. "Esto significa saber decir basta o esto lo dejo en el camino, no es olvidar, todo lo contrario", explica, "nosotros supimos soltar a Emanuel cuando él no pudo más". Eso está relacionado con la sexta sugerencia que es No ser adictos al sufrimiento: "Nadie puede medir el sufrimiento del otro, es intransferible y no es cuantificable, cuando escucho a alguien hablar de su sufrimiento le recomiendo darse una vuelta por el Garrahan, eso te enseña mucho".

En la séptima sugerencia Silvia se tomó como ejemplo: perder a un hijo es algo que no tiene nombre, lo más tremendo. Después perdí al padre de mis hijos y al hombre que amé, pero pude armar otra Silvia. Casas armó una nueva pareja y adoptó otro hijo con VIH. Esto lleva a la octava sugerencia que reza Una infelicidad nunca es maravillosa pero nos obliga a someternos o superarnos. Y también al ante último de los consejos: la experiencia es lo que hacemos con lo que nos pasó en la vida y no lo que nos pasó. "Muchas veces no es lo que nos pasa sino cómo lo tomamos nosotros", explica.

Finalmente, el décimo principio de Casas es Juntar pedazos, reciclarse, armarse nuevamente, barrer las ruinas y salir eyectados con más fuerza a cumplir nuestra propia misión. "Significa que todos podemos rehacernos, salir del agujero negro y tirar para adelante", asegura Silvia, "está en nosotros poder transformarlo todo".

Cumpleaños feliz

Una torta de tres pisos para soplar las velas y el feliz cumpleaños de fondo, fueron el broche del octavo encuentro del Ciclo "Charlas con expertos: 100 consejos para vivir mejor" con la participación de Silvia Casas. Más de 400 personas, entre profesionales, enfermeros y personal técnico y administrativo del hospital, celebraron los 28 años de trayectoria de una institución que garantiza el acceso a la alta complejidad de los niños y niñas de todo el país. Al final, la torta se repartió entre los presentes.