15-11-2019

Desafíos de la Pediatría Ambulatoria en el Siglo XXI

Esta semana se desarrollaron en el Hospital Garrahan las jornadas de pediatría ambulatoria enfocadas en los desafíos que se presentan en la actualidad.

El encuentro estuvo dirigido a pediatras de todo el país que desarrollan su actividad en emergencia, atención primaria, consultorios pediátricos, hospitales de día y otras modalidades de atención, y participaron casi 300 profesionales durante los dos días en que se llevaron a cabo las jornadas.

Con un comité científico formado por los y las profesionales Mariana Nastri, Andrea Schon, Pedro Rino, Lidia Fraquelli, Eva Pérez Lozada, Liliana Campmany, Eugenio Pierro, Luis Urrutia, Rodolfo Verna, y más de 50 disertantes, se trataron temas y casos pediátricos donde el Hospital Garrahan es referente.

Algunos de los casos presentados abarcaron temas relacionados a las enfermedades prevalentes, a las presentaciones infrecuentes en una patología habitual y el abordaje clínico ambulatorio del paciente oncológico. También se trataron los dilemas que surgen en la consulta de Emergencia, el seguimiento de una patología crónica compleja, la importancia del neurodesarrollo, y su trascendencia en la práctica actual.

Además, se vieron enfermedades poco frecuentes, el dolor en la consulta pediátrica, los nuevos paradigmas en la adolescencia y patología ginecológica en la consulta pediátrica, entre otras. Todas las presentaciones trasmitidas desde la experiencia y la preparación profesional que implica la atención pediátrica en un hospital de alta complejidad.

En este sentido, el Dr. Eduardo Peszkin, coordinador general de Atención Ambulatoria destacó que “todos los participantes se llevan parte de la experiencia de cada uno de los servicios del área ambulatoria, que es una síntesis de las 600.000 consultas que en el año se hacen en este Hospital”.

Por su parte, la Dra. Patricia Arrigoni, jefa del Área de Atención Programada,expresó que de alguna manera “es mostrar todo lo que el área ambulatoria hace, que no solamente es la atención del paciente externo, sino que es mucho más complejo, es el seguimiento de los pacientes que estuvieron internados, el seguimiento de la patología crónica y al mismo tiempo es la atención de los niños y niñas que llegan al Hospital”, y concluyó: “todo esto tiene mucha complejidad y la idea es organizarlo, mostrarle al resto de los pediatras, pero fundamentalmente formar una red con ellos”.

Para finalizar, el Dr. Eduardo Silvestre, jefe del Área de Atención Espontánea, agregó: “lo importante es poder dar a conocer la experiencia de esta institución que todos los días atiende pacientes de alta complejidad, y nos podemos dar el lujo de trabajar con equipos multidisciplinarios, así que trasmitir esto a la comunidad médica es una oportunidad realmente importante”.